• “Mindset” financiero (1ª parte)

    “Mindset” financiero (1ª parte)

    Lograr un “mindset” financiero no es un acontecimiento que suceda de la noche a la mañana, sino que requiere de aprendizaje y del deseo de cambiar aquello que nos gustaría mejorar.

    Pero, ¿qué es el “mindset” financiero?

    Siempre he imaginado que el “mindset” (mentalidad) financiero es como una parte de nuestro cerebro que un buen día se “desbloquea” y que a partir de ese instante, nunca más se vuelve a apagar.

    ¿Por qué me gusta imaginar esto, si yo misma digo que no es algo que suceda de la noche a la mañana?

    El inicio…

    Después de haber pasado por una experiencia tan negativa como lo fue un robo a casa-habitación, comencé a hacer cambios de raíz.

    De manera posterior a mi accidentado inicio en la bolsa de valores y de entender que no era por ahí (no aun), comprendí que quizás no debía precipitarme, por lo que comencé a educarme principalmente por medio de blogs y de libros.

    Créeme, invertir en la bolsa de valores por cuenta propia es de los últimos pasos a dar y nunca el primero; el hecho de que puedas abrir una cuenta de bolsa en menos de cinco minutos e invertir todo en *inserte aquí el nombre de la acción más popular del momento*, no significa que debas hacerlo.

    Retomando el punto, toda esa información me sirvió como una muy buena introducción al mundo de las finanzas personales, porque aprendí las bases para:

    • Entender la deuda (y cómo salir de ella si está fuera de control), las tasas de interés, los plazos y cómo impactan en el costo del crédito.
    • Adoptar el hábito de ahorrar de manera inteligente (es decir, usando instrumentos que le ganen a la inflación).
    • Comprender la importancia de la protección del patrimonio (sí, hablo de seguros de vida, gastos médicos, casa-habitación, auto, etcétera).
    • Dar los primeros pasos para invertir.
    • Crear fuentes de ingresos adicionales.

    Estos cinco puntos son a los que yo llamaría “los pilares de las finanzas personales” (y en consecuencia, del “mindset” financiero).

    ¡Manos a la obra!

    Armada con toda esa información, comencé el proceso de reconstrucción de mis finanzas personales (y construcción del “mindset” financiero). Uno de mis primeros pasos fue hacer un presupuesto, separando los gastos fijos de los gastos variables.

    Comencé a liquidar y cancelar tarjetas de crédito, solo conservando un par. Luego, dejé de pagar el mínimo (y de pensar que el pago mínimo es una modalidad de meses sin intereses) para volverme “totalera”, es decir, pagar el saldo total a fin de mes.

    Adelanté pagos de créditos y al liberarme de deudas, el dinero remanente servía para pagar deudas más grandes (algo conocido como “efecto bola de nieve”).

    También eché un ojo a las pólizas de seguros que tenía y revisé las coberturas con las que contaba, así como las que aún me faltaban por adquirir.

    Poco tiempo después, comencé a ocuparme de mi ahorro para el retiro. Pensé en “mi yo viejita” y que quisiera que “mi yo viejita” pudiera tener una vejez digna y tranquila. Por simple estadística, es más probable que pases a formar parte de la población que llega a la tercera edad sin recursos (si no te aplicas ya), a que mueras joven y formes parte del “Club de los 27”.

    Tristemente, a veces no pensamos en el retiro; creo que una de las causas se debe a que vivimos en una cultura de inmediatez, satisfacción inmediata y alta preferencia temporal. Es decir, preferimos ver un peso hoy en vez de dos pesos mañana, so pretexto de que “solo se vive una vez”. Recuerda, cada peso que no ahorres y que gastes hoy, es un peso que le estarás quitando a tu yo del mañana.

    ¡El tiempo es tu amigo!

    Punto y aparte del “mindset” financiero, un factor vital en las finanzas personales es el tiempo. Aquí aplica perfectamente el dicho popular de “no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”. Nunca es demasiado tarde para empezar. Mientras más pronto inicies, incrementarás el efecto multiplicador del factor tiempo. Tampoco olvides que este es tu recurso más importante y tristemente, el único recurso no renovable que posees. Puedes generar más dinero, pero no puedes generar más tiempo.

    Quizás estarás pensando que por eso mismo hay que vivir el hoy y el ahora, y estoy parcialmente de acuerdo con ello. No pretendo volverme monje ascético (ni tampoco pretendería que te convirtieras en uno), por lo que también destiné una parte de mi presupuesto mensual para gustos personales, pero sin perder de vista que estos gustos nunca se interpondrían en lo que destinaba al ahorro o al pago de deudas.

    Ten en mente que mejorar tus finanzas personales no es algo que debas sufrir aplicando la máxima de “si no duele, no sirve”, sino que es un proceso constante que se disfruta porque eventualmente te permitirá lograr que el dinero deje de ser una de tus grandes preocupaciones del día a día.

    Esto supone que la categoría de ahorro debería estar “sí o sí” en el presupuesto mensual. ¿Recuerdas lo que te platiqué de “ahorrar lo que sobraba”? Pues ahora era al revés, lo que sobraba era para gastos variables y gustos personales. Muchos autores de libros de finanzas llaman a esto “pagarse primero a uno mismo” y yo estoy totalmente de acuerdo con esta afirmación.

    El enemigo oculto…

    Todo suena muy bien hasta ahora. Sin embargo, estimado lector, por favor ten en cuenta que de nada te sirve poseer todo este conocimiento si no lo pones en acción. De nada te sirve todo ese potencial si caes en algo llamado “parálisis por análisis”. Este fenómeno ocurre cuando sabes lo que tienes qué hacer pero no lo haces porque estás en la eterna búsqueda de la opción perfecta para ti, por lo que el tiempo pasa y no haces nada.

    De una vez, déjame decirte que la opción perfecta no existe. Lo que sí existe es una opción que entre todas las demás que hayas analizado, sea la que mejor se adapte a ti. Desde luego que lo anterior no significa irse como “el Borras”, sino que más bien significa obtener la información necesaria para poder tomar una decisión razonada y ejecutarla.

    Todas esas decisiones que tomes y todos esos pequeños pasos que des, te crearán un hábito, o varios, como por ejemplo, el hábito de no comprar por impulso, de reducir gastos, de pagar mucho más del mínimo de tus tarjetas de crédito, de saldar deudas, de ahorrar para una emergencia, de adquirir un seguro, de preocuparte por tu retiro, de no llegar sin un peso a la quincena…

    Y entonces, sin darte cuenta, habrás desbloqueado el “mindset” financiero.

    Así las cosas, terminó el año 2017 y mis finanzas ya casi en nada se parecían al desastre que eran. Saldé las deudas más grandes y caras que tenía, comencé a ahorrar, identifiqué los seguros que me hacia falta adquirir los cuales contraté tiempo después…

    ¿Y la inversión? ¿Y las fuentes de ingresos adicionales?

    Como siempre hay un “pero”, si bien yo pensaba que el “mindset” financiero ya casi era prueba superada, pronto choqué con una pared contra la cual me dí de lleno y que me hizo entender principalmente dos cosas:

    1. No hay nada más inseguro que tener una sola fuente segura de ingresos.
    2. Ningún sueldo es tan bueno como para poder vivir sin él.

    Y así fue como una segunda “bendición disfrazada” me permitió, a finales de 2018, llegar al blog de “Adiós a tu Jefe” y dar el siguiente paso en mis finanzas personales. Pero eso será materia de la segunda parte de esta entrada.

    Karen Amézquita

    Tags:  ,

    Subscribe
    Notify of
    guest
    6 Comments
    Inline Feedbacks
    View all comments
    José Corral
    José Corral
    1 month ago

    Se entiende perfectamente la idea que quieres transmitir pero la redacción no es muy buena, se siente algo forzado el desarrollo del texto, como si hubieses escrito varios parrafos en distintos días y al final solo pegaste todo sin enlaces precisos o coherentes, pero excelente que compartas tus experiencias, muchos nos identificamos con estas malas practicas financieras y en mucho nos ayuda a tomar acción para revertir nuestra ruina; finalmente está frase carece de todo sentido:

    -Ningún sueldo es tan bueno como para poder vivir sin él

    lo mismo, se medio entiende tu idea pero la frase es malisima, mala por ambigüa y mal redactada.

    me topé con el blog me parece buenisimo, estaré al pendiente de estos temas tan interesantes, saludos a todos

    Prestamos Inmediatos
    Prestamos Inmediatos
    1 month ago

    ¡Hola! ¡Artículo muy útil! ¡Lo leo con mucho gusto! Además, un agradecimiento especial por el podcast. Creo que el pensamiento financiero y el hábito de ahorrar se deben practicar desde la niñez. Después de todo, a la edad de 30 años, todos nos dimos cuenta de repente de que no nos habían enseñado a comportarnos correctamente con el dinero. Pero nunca es tarde para aprender (jaja).

    Iris Castillo
    Iris Castillo
    1 month ago

    Hola a tod@s, Karen!!!

    Con eso del club de los 27 jajajaja pues ya pasé esa línea 😐

    Las malas jugadas que nos da la vida nos van enseñando, en mi familia padecemos de la educación “financiera; yo me he metido en todo esto apenas hace 2.5 años. La verdad es que es difícicl al principio, pues debemos crear hábitos de ahorro, quitarse hábitos de gastos, educarse sobre el tema, adquirir libros o leerse todos los blogs que encuentras; es muchísima información para procecsar, pero pasados algunos meses empiezas a ver los frutos y es allí cuado entiendes que SI vale la pena.

    Cuando llegué a la frase “parálisis por análisis” me recordaste a Sofía de PCC jajajaaja, y es que es verdad; me costó también dar el pasito para invertir mis un poco de $; digamos, sacarlo de mi cuenta de ahorro y pasarlo a un lugar donde empezara a trabajarse.

    Creo que para muchos es inspiracional todo esto, encontrar personas que se animan a compartir la expericiencia de vida en éstos temas, que muestran que SI se puede, que todas las cosas requieren esfuerzo y que el tiempo se encarga de mostrarte que vale la pena.

    Saludos y un abrazo!!!

    Noemi
    Noemi
    1 month ago

    Karen me parece muy acertado la forma en cómo empezar con las finanzas personales, y es de importancia saber cómo no perder nuestro patrimonio para el futuro al contrario saber cómo hacerlo crecer. Vi

    Miguel Angel Chapa
    Miguel Angel Chapa
    1 month ago

    Hola Karen, muchas felicidades por este articulo, la verdad es que es muy aleccionador, y explicas super bien en Paso a paso de las finanzas personales.
    Me quedo a la espera de la siguiente entrega.

    Saludos y Bendiciones!
    MAC.

    GABY
    GABY
    1 month ago

    Excelente nota Karen felicidades

    Announcements & Promotions

    ESCUCHA EL PODCAST

    REGISTRA TUS DATOS:

      YouTube

      More Videos
      6
      0
      Would love your thoughts, please comment.x
      ()
      x