fbpx

¡Únete a la comunidad! (libre de spam)

    “Mindset” financiero (2da. parte)

    Posted By Karen Amézquita on Oct 7, 2020 in Finanzas Personales | 6 comments


    “Mindset” financiero (2da. parte)

    Si bien salir de deudas, ahorrar y asegurar tu patrimonio son pasos importantes para configurar tu “mindset” financiero, probablemente con el tiempo descubras que esto no es suficiente.

    Como te platiqué, a pesar de creer que ya había hecho un excelente trabajo con mis finanzas personales, pronto entendí dos cosas muy importantes:

    1. No hay nada más inseguro que tener una sola fuente segura de ingresos
    2. Ningún sueldo es tan bueno como para poder vivir sin él.

    Todos nos acostumbramos a vivir de acuerdo a nuestras posibilidades y en consecuencia adoptamos un estilo de vida. Muchas veces pensamos que si ganáramos más dinero podríamos hacer muchas más cosas y que ahora sí nos alcanzaría para ahorrar o quizás para invertir.

    Sin embargo, cada vez que nos suben el sueldo o ascendemos en la escalera corporativa, casi siempre nos la arreglamos para incrementar el costo de nuestro estilo de vida y de nueva cuenta estamos igual que al principio.

    Lo ideal sería que en vez de incrementar los gastos de nuestro estilo de vida los redujéramos porque, seamos realistas, no hay dinero que alcance.

    Pero para interiorizar estas epifanías (o por lo menos para mí lo fueron), tuve que pasar por situaciones que me haría replantear ideas arraigadas sobre el trabajo “Godín”.

    Mi trabajo “Godín”

    En la actualidad me encuentro en el camino para lograr mi libertad financiera, invirtiendo y creando fuentes adicionales de ingresos que me permitan no depender de un trabajo “Godín”.

    Pero hubo una época en la que pensé que bastaba con tener un muy buen sueldo para solucionarte la existencia. Pronto me di cuenta que esto era un grave error.

    A finales de 2017, con un buen “mindset” financiero, había logrado paz al saldar deudas y tener un fondo de emergencia. Pensaba que mientras todas las variables se mantuvieran igual, poco a poco podría lograr otras metas.

    Ya llevaba mucho tiempo invirtiendo en CETES, así que después de mucho pensarlo (sí, me la llevé en la “parálisis por análisis” más de un año), decidí que ya era hora de considerar otras opciones.

    Comencé a buscar y me encontré con los conservadores fondos de inversión. Pensaba que este era el siguiente paso lógico en la “ruta del inversionista”.

    Al final postergué esta inversión ya que en ese momento no contaba con el capital mínimo, pero lo tendría en unos meses. Sin embargo, en unos meses, todo cambió.

    La segunda “bendición disfrazada”

    Mi trabajo “Godín”, que hasta la fecha me tenía muy contenta y que no había sido nunca fuente de mis preocupaciones, comenzó a ser la principal.

    Había llegado a una nueva adscripción, a varias horas de distancia del lugar que consideraba mi hogar, trabajaba con gente distinta que tenía estilos de trabajo distintos (y vaya que esto tuvo sus bemoles).

    Pero creo que la gota que derramó el vaso fue cuando comenzó a hablarse de una “reestructura”, la palabra más temida por casi todo “Godín”.

    Todas esas preocupaciones juntas cambiaron mi humor sin yo darme cuenta al inicio, ya que estaba súper irritable e inclusive personas cercanas a mi notaron estos cambios y expresaron su preocupación por mi bienestar. Pensaban que en cualquier momento la situación se haría insostenible. Naturalmente, a la larga esto afectó mi salud. Créeme, el estrés es veneno puro para el cuerpo.

    Para ese entonces, yo contaba con un ahorro que recibiría cuando dejara mi trabajo “Godín” y que no me haría pasar por dificultades económicas, por lo menos en algunos meses.

    ¿Pero qué sucedería al acabarse ese dinero? No sabía qué más hacer con el y tampoco sabía cómo hacerlo crecer. No tenía el “mindset” financiero” para lograr esto último.

    Pensé en encontrar otro trabajo en el que me pagaran por lo menos la mitad, pero esto sería prácticamente una misión imposible y, sobre todo, una carrera contra el tiempo.

    Durante ese etapa, platiqué con mis compañeros y compañeras sobre sus impresiones al respecto y me encontré con preocupaciones peores a las mías.

    Escuché expresiones que iban de la profunda tranquilad (gente que ya contaba con fuentes adicionales de ingresos), al profundo terror (gente para la que quedarse sin trabajo significaría una auténtica tragedia).

    Entendí que en definitiva yo no quería estar en el segundo grupo. Pero también entendí que por más que me enojara, evidentemente se trataba de una situación que de plano estaba fuera de mi control.

    Así que en vez de preocuparme, tenía que comenzar a ocuparme y tomar el toro por los cuernos.

    Al final del túnel…

    Al regresar del trabajo en las noches, tomaba mi computadora y navegaba en mi internet buscado la forma de generar fuentes adicionales de ingresos.

    Durante varias noches que estuve haciendo esta tarea, me topé con gente que elaboraba grandes listados con variopintas opciones pero que sinceramente yo dudaba que dieran resultados.

    ¿Responder encuestas por internet? ¿Dar “clicks” a anuncios con publicidad? ¿Ser “mistery shopper” en México? ¿Era en en serio?

    También pasé por páginas de academias de trading que aseguraban convertirte rápidamente en un trader rentable en forex y futuros. Estos instrumentos son de los más arriesgados y más difíciles de operar en la bolsa, para los cuales se necesita mucho estudio y mucha experiencia.

    Sinceramente, después de ver mis opciones, ya me estaba desesperando. Y fue precisamente en el momento de mayor desesperación en el que, en una nueva búsqueda, apareció en primer lugar un blog llamado “Adiós a tu Jefe”. Vaya, hasta el nombre sonaba irónico.

    No necesito escribir mucho para contarles que en unos días devoré el blog. ¡Y cómo no hacerlo! Estaba leyendo a una persona que había pasado por frustraciones “godinescas” similares a las mías y que había logrado su meta.

    No se trataba de un tipo haciendo una lista de mil opciones “random” y que muy probablemente no vivía ni generaba ingresos de ninguna.

    Tampoco se trataba de otro tipo que hablaba de invertir en futuros y en forex como si fuera la cosa más sencilla del mundo (que en definitiva no lo es).

    Se trataba de una persona que invertía y que te explicaba en qué, que te contaba sobre sus fuentes de ingresos y que te decía: ¡hey, sí es posible! Y entonces, de nuevo, mi “mindset” financiero comenzó a cambiar.

    Al final, la idea de la famosa “reestructura” comenzaba a ser cosa del pasado, pero el susto que me había llevado fue más que suficiente para mi. El “daño” ya estaba hecho, lo cual agradezco profundamente.

    Una persona muy distinta, con un “mindset” financiero muy distinto…

    Aun sigo en mi trabajo “Godín” pero mi motivación para continuar trabajando ha cambiado. Ahora esta motivación se encuentra sobre todo en aportar mi granito de arena para mejorar la situación de mi país.

    Y digo que cambió porque ese día murió mi interés de seguir subiendo por la escalera corporativa y nació un nuevo deseo de crear algo mío y para mí, y sobre todo, algo que me apasionara.

    Ahora me tomo las cosas con más calma. Dedico tiempo a mis proyectos, estudio tópicos que me interesan, analizo mis inversiones y busco formas de generar ingresos haciendo lo que me gusta. Para mí estos temas son prioritarios porque mi futuro depende de ellos.

    Había alcanzado un nuevo nivel en mi “mindset” financiero. Y en el camino, descubrí una nueva pasión, las finanzas personales.

    Y de la misma forma que en su momento recibí mucho de las experiencias vertidas en este blog, también quisiera poder compartir las propias. Porque publicar algo en internet es como lanzar una botella con un mensaje dentro a la inmensidad del mar. No sabes a quién le va a llegar y no sabes los cambios que pueda causar.

    Karen Amézquita

    Subscribe
    Notificar sobre
    guest
    6 Comments
    Inline Feedbacks
    Ver todos los comentarios
    JORGE

    Hola Karen, sentimientos muy diferentes, el ir a trabajar por necesidad, que el ir a trabajar sin el miedo a que te corran, porque ya cuentas con las armas para defenderte y con el alivio de tener una reserva monetaria solida.

    Creo que muchos nos identificamos con tu situación, y espero llegar a la tierra prometida de ya no tener “miedo” a no contar con el sueldo gódin.

    Buen articulo. Saludos

    Iris Castillo

    Karen!!!! Gracias por compartir tooooodooo lo anterior; no sabes, me identifió al 100 con todo ese tema, yo hasta enfermé físicamente, gasté un dineral en médicos y psicioanalista, todo lo que ganaba se iba sólo en tratamientos y terapias. Recién perdí ´mi única fuente de ingresos´ (lo cual me hizo mucho bien, pues mi salud ha mejorado mucho); muchos sabremos que dicha situación causa estragos, más aún en ésta situación durante el covid que es más complicado teóricamente encontrar ´otra fuente de ingresos´. Yo me inicié en las finanzas personales a mediados de 2019 y me sirvió para no irme al fondo del precipicio cuando perdí mi empleo; sin embargo como tu bien mencionas; ese ahorro que tenía no me durará toda la vida y debo fijarme bien en que lo voy a utilizar para no quedarme sin nada. Es… Leer más »

    Nancy

    Gracias Karen por compartirnos tu historia y tus experiencias!!
    En lo personal me han ayudado mucho y estoy segura que ayudará a muchos.
    Éxito en todos tus proyectos!!

    Last edited 17 días atrás by Nancy
    Sandy

    Hola Karen, sin duda las experiencias que has narrado aportan mucho!!! Excelente contenido!!!!

    Noemi

    Mucha motivación para seguir el camino a la libertad Financiera

    Miguel Angel Chapa

    Muchas felicidades Karen, la verdad que cada entrega de tu colaboración es un episodio más interesante que el anterior. espero muy entusiasmado tu siguiente colaboración.
    De nuevo muchas felicidades a ti y a Adiós A tu jefe por presentar aqui la la historia de alguien que de verdad inspira y motiva a seguir el camino hacia la libertad financiera con un mindset correcto.
    Saludos,
    MAC.

    6
    0
    Nos gustaría saber tu opinión, por favor comentax
    ()
    x